Tomate seco confitado 260 g

Tomate seco confitado  260 g

Tomate seco confitado 260 g

40000079

  • Currently 3.00/5

3.0

8,11 €

Tomate natural seco en aceite de oliva. Su conservación permite mantener todo su aroma y sabor sin ningún tipo de conservantes ni colorantes.
 
Ideal para conservar en el tiempo el profundo sabor de los tomates aromatizados con hierbas. Ideales para añadir a guisos de todo tipo, platos de pasta, pizzas...
Peso neto: 260 g
Peso escurrido: 200 g
Contiene trazas de cachuetes, apio, mostaza, sésamo y sus derivados, también contiene dióxido de azufre y sulfitos. 

El 1851  Josep Gispert funda Casa Gispert en el corazón de Barcelona. En principio era simplemente un almacén de productos coloniales que con la marca "Sabor" comercializaba al por mayor café, té, cacao, especias y azafrán procedentes de las Américas. Más tarde, la Casa Gispert se especializa en la torrefacción de café y frutos secos.  Actualmente la tienda mantiene su horno de leña, único en Europa, donde el tostado de sus frutos secos consigue un sabor único, sello de identidad de la casa.

PLUM CAKE DE TOMATE SECO Y QUESO MAHÓN

 

Ingredientes:

3 huevos
130 g de harina
2 cucharadas de leche
1 cucharada de aceite de oliva
1 sobre de levadura
sal
queso Mahón
tomate seco confitado en aceite de oliva

Preparación:

1. Batimos en un bowl los huevos y le añadimos primero el aceite y depués la leche. Posteriormente mientras que removemos vamos añadiendo la harina poco a poco  hasta que esté totalmente integrada. FInalmente añadimos la levadura y la sal.
2. Una vez que etá todo bien mezclado, incorporamos los trozos de queso ( al gusto) y de tomate seco confitado cortado en trozos.
3. Untamos un molde con mantequilla, le echamos la mezcla y espolvoreamos las semillas por encima el mix de semillas.
4. Precalentamos el horno a 180º y horneamos unos 30 minutos.
5. Sacamos del horno y lo dejamos enfriar unos 10 minutos para poder desmoldarlo mejor.

Ver más recetas

Los tomates secados al sol son muy populares en ciertas cocinas mediterráneas. En la región italiana de Puglia es muy habitual ver tejados de casas llenos de tomates secándose.