Cómo hacer hamburguesas gourmet con picada de carne de nuestra dehesa

¿Con pimienta? ¿especiada? ¿fina o gruesa? ¿y si le echamos trozitos de jamon crujiente?…. creo que vamos a ir preparando la parrilla porque solo de pensar en ellas se nos cae la baba. Y es que las opciones son infinitas, porque con nuestra PICADA DE CARNE podrás hacer las hamburguesas de manera rápida, fácil, a tu gusto y, sobretodo, MÁS SANAS Y NATURALES

¿Cómo se hacen las hamburguesas con carne picada?

LA BASE: Picada de carne de nuestra dehesa y sal al gusto.

¿Cuánta carne necesito?

Todo va a depender de la cantidad de hamburguesas que quieras hacer y del tamaño de las mismas. Así que nos basaremos en 500 g de carne picada.

MINI HAMBURGUESA: contando con que cada mini burger pueda tener sobre 30 g, con medio kilo de carne picada te saldrían unas 15/16 unidades.
HAMBURGUESA NORMAL: Una hamburguesa normal ronda los 80/100 g, por lo que con 500 g de carne podrás hacer entre 5 y 6 hamburguesas.
HAMBURGUESA MAXI: Esta se la dejamos para los más carnívoros. Nuestra recomendación… ¡Haz dos de 250g! una locura de sabor para tu paladar.

Mini hamburguesa

A partir de aquí tu imaginación y gusto es lo que cuenta. Nosotros te damos 6 ideas diferentes para preparar unas auténticas hamburguesas gourmet en tu casa y que sorprendas a todos tus comensales.

ENCEBOLLADA: Cebolla, carne y sal

Coje media cebolla y póchala bien con un poquito de sal hasta que quede como si estuviera caramelizada (ti quieres también puedes caramelizarla con un poco de azúcar moreno de caña). Deja templar y añádesela a la carne junto con la sal y mézclalo bien.

VIKINGA: Aceite al humo, yema de huevo, carne y sal

En un bol mezcla la carne con un chorro de nuestro aceite al humo y una yema de huevo. Añádele sal al gusto. Una hamburguesa con un toque ahumado y jugosa a la vez.

INDIE: Piña, curry, carne y sal

Cogemos la piña (si puede ser natural mejor) y la cortamos en cachitos muy pequeños. En un bol, mezclamos la carne con un poco de curry y le incorporamos la piña. Una hamburguesa no apta para todos los públicos, pero que seguro no te dejará indiferente.

IBÉRICA: Jamón ibérico de bellota, carne y sal

Cojemos el jamón ibérico de bellota y lo troceamos en trozos pequeños. En una sartén con un chorrito pequeño de aceite de oliva virgen extra lo salteamos hasta que quede crujiente. Dejamos templar y añadimos los trozos de jamón crujiente a la carne junto con la sal (en este caso, tenemos que tener en cuenta que el jamón ya es un poco salado de por si, y al cocinarlo aún más, a la hora de echarle la sal a la carne) y mezclamos todo bien antes de hacer a la plancha o parrilla.

MANCHEGA MAXI: queso manchego, tomillo, carne y sal

Recomendada para hamburguesas maxi de unos 200 g. Cortamos el queso manchego D.O. en taquitos pequeños. Con la carne picada hacemos dos hamburguesas más finas de 100 g cada una. Incorporamos el queso en el medio de las dos hamburguesas y le añadimos un poco de tomillo, como si fuera un sandwich, y sellamos bien los bordes para que al hacer a la plancha no se abra. ¡Cómo nos gusta gochear oye!

ROMANA: queso cremoso, tomate, orégano, aceituna negra, carne y sal

Si te gustan las pizzas, tienes que hacer esta hamburguesa. Para su elaboración hemos optado por un queso cremoso como es nuestra Torta de la Pastora, pero podrás utilizar el que más te guste, mozzarella, Lazana, Tou del Til-lers… Para su elaboración tendrás que cortar el tomate entero pelado y las aceitunas negras en trocitos pequeños. En un bol incorporamos la carne, junto con el queso y el orégano y le añadimos los trozos de tomate y aceituna y mezclamos muy bien. Te encantará seguro. ¡Buonno apettito!

¿Hamburguesa en pan o al plato?

Como bien hemos dicho antes, cada uno tiene sus gustos, preferencias gastronómicas y formas de comer diferentes. Así que si preparas unas hamburguesas gourmet como estas podrás combinarlas como te apetezca en el momento. De la manera clásica con pan, lechuga, tomate y cebolla (o con lo que tu quieras), las combinaciones en pan es un tema amplio que requiere de otro post. O también tomarlas emplatadas acompañándolas de una ensalada o patatas gajo con piel (por ejemplo). ¡Las posibilidades son infinitas! Así que usa tu imaginación.

Consejo para ahorrar tiempo

Haz más cantidad de hamburguesas de la necesaria y congélalas individualmente para la próxima vez. Así podrás comértelas cuando te apetezcan sin tener que volver a hacerlas.

Versatilidad

Además, nuestra carne ya picada, es un producto con el que podrás hacer infinidad de recetas fáciles y rápidas, como nuestros filetes rusos con queso azul de Valdeón o pasta con un salsa boloñesa que te encantará. ¿Te animas a probarla?

VER MÁS RECETAS CON CARNE