DIFERENCIAS ENTRE FOIE GRAS, HÍGADO, PATÉ, MI CUIT Y MOUSSE. DESPEJANDO TUS DUDAS PARA SIEMPRE

Las diferencias están ahí pero muchas veces nos asalta la duda justo en el momento de comprarlos. Lo que está claro es que siempre están presentes en celebraciones especiales y como la Navidad es una de ellas y está al caer, aquí tienes la guía práctica que despejará todas tus dudas para siempre en cinco minutos. Esta Navidad si comprarás lo que realmente querías comprar:

HÍGADO DE PATO FRESCO

El hígado de pato fresco o Foie Gras fresco se presenta habitualmente entero, en una sola pieza. Al ser el de mayor tamaño, esto se ve reflejado en el precio, siendo la “modalidad” más cara. No está cocinado por lo que se comercializa envasado al vacío. Esta cuestión es la que condiciona su caducidad, muy corta una vez abierto, no más de 2-3 días. Importante mantenerlo siempre bien refrigerado, nunca por encima de los 5º centígrados. A la hora de comérnoslo, la más común es cocinarlo en lonchas a la plancha.

hígado de pato fresco
Su versión fresca, la pieza completa.

MI CUIT

Podemos decir, para entenderlo fácilmente, que es la versión “semicocida” del foie fresco. Sigue siendo hígado 100% pero la pieza normalmente es más pequeña en su forma de comercialización y se ha cocido previamente a su envasado. Al pasteurizar el hígado lo que se consigue es una mayor fecha de caducidad, llegando a ser de varios meses. Al igual que el hígado fresco, se sirve muchas veces en lonchas aunque también, por su textura, permite que lo untemos sobre un pan crujiente. También puede ser un buen aderezo de muchas otras recetas.

mi cuit de hígado de pato petra mora
La versión semicocida del foie, en este caso, de pato.

FOIE O FOIE GRAS

Seguramente, la forma más correcta de referirnos a él sería foie gras, y también está elaborado con hígado en su totalidad. Claramente ha pasado por un proceso de cocinado bastante parecido al del mi cuit, quizá el calentamiento al que se le somete sea una diferencia importante, lo que marcará también el tiempo de conservación del foie gras, llegando a ser de varios años. El foie gras se presenta bien “entero” (tiene que estar compuesto al menos de un 95% de hígado, el nuestro tiene  un 98%) o ”con trozos” (idéntico al anterior pero aquí te encontrarás con pequeños trozos de hígado enteros). Conviene no olvidarse del bloc de foie, que se produce con los pequeños trozos sobrantes de la elaboración del foie gras entero. Estas se unen y se presentan en conserva, habitualmente en lata.

foie gras
Una lata de foie gras y unas tostas de pan, más que suficiente.

MOUSSE DE FOIE GRAS

Seguimos pasando revista y llegamos al mousse de foie gras. Aquí ya es menor la cantidad de hígado utilizado en su elaboración, que suele rondar el 50%, y a este se le añaden otras piezas de carne, que normalmente son del mismo ave. Esto tiene su traducción deirecta en el precio, siendo más económicos, pero no por ello menos interesantes. Su presencia es habitual en aperitivos, tostas, canapés y entrantes. 

mousse de foie gras
Una mousse en su versión al Pedro Ximénez, clasicazo.

PATÉ

Y llegamos al final, al paté, que realmente es una mezcla de foie y varias carnes. Aquí la variedad es infinita. Puede que hayas visto paté y paté de foie y no hayas entendido muy bien la diferencia. Muy sencillo, está en la cantidad de foie empleado en su elaboración. Siempre que sea superior al 20% podrá llamarse paté de foie. Lo que tienes que tener claro es que cuanto más foie y más carne contenga, mejor será porque se evitan que contenga otros ingredientes como grasas o almidones. Aquí, si buscas, puedes encontrar cosas muy ricas.

Y hasta aquí, nuestra exposición de diferencias entre hígado, foie, mi cuit, mousse y paté para aclarar todas tus dudas. Podríamos haber hecho un ranking pero no hay mejor juez que tú mismo. El orden que le hemos se ha basado únicamente pensando en la cantidad de hígado presente en cada uno, nada más, ahora es cuestión de gustos, tú eliges, todos nos gustan, todos tienen su momento.