GUÍA PRÁCTICA PARA MANEJARTE CON LAS ESPECIAS EN LA COCINA

Especias ecológicas

Y es que se puede conseguir mucho con muy poco si incorporamos el uso de especias a nuestra cocina del día a día. Tan sólo uno granos o una cucharadita de una de ellas puede devolverte la sonrisa cuando te comas una pechuga de pollo a la plancha por enésima vez, o te sirvan para recuperar recetas que se habían convertido en aburridas. Sólo hay que saber usarlas. Aquí nuestras recomendaciones en nuestro especial Especias para Dummies para perderle el miedo y empezar a “experimentar” con ellas. Y recuerda, las especias no son ni dulces ni saladas, son recuerdos gustativos que guardamos en la memoria. ¡Vamos a destapar el tarro!

¿Cuándo usar especias al cocinar? ¡Siempre que quieras!

Esa era la respuesta fácil, ahora viene lo difícil, contarte cuál es el mejor momento del cocinado para añadirlas. Pues te diríamos que antes, durante y después porque dependerá mucho de la especia que utilices y del tipo de cocinado. Preguntamos a nuestro cocinero en jefe y gurú de los fogones de Petra Mora que sin dudarlo nos ha dicho: “Pues la verdad, si me tocase cocinar una carne, por ejemplo un cordero, añadiría alguna especia como la canela en rama  muy al principio porque le aportaría profundidad e intensidad, un final amargo, casi ocre. Sin embargo, si la cuestión fuese aromatizar y darle un punto fresco a otro plato añadiría un toque de pimienta en el último momento para que no se pierda. Para el postre, con cilantros y otras hierbas lo que haría sería incluso enfriarlos el día anterior en nevera así, en el momento de añadirlo, pongamos a un flan, esa frescura en boca que te dan estas especias estaría muy presente”

canela molida ecológica
La canela, color y aroma inconfundibles.

¿Os ha quedado claro? Os hacemos un resumen: según los deseos de cada uno, no hay más.Si queremos que persista e impregne más un guiso o un asado, durante su preparación al fuego; si preferimos frescura, siempre después de los fogones. Si, no es la respuesta definitiva, pero la línea a seguir queda marcada. 

¿Cuál es la cantidad que debemos usar? La justa, siempre la justa.

Si, muy bien, somos muy listos, pero lo que quereís saber es dónde está ese equilibrio de la balanza. Pues seguramente en vuestra cautela. Pensad que un exceso de especias puede arruinar vuestro plato así que lo mejor es empezar por poca cantidad, ir probando, y añadir al gusto hasta conseguir el punto justo. Tu pollo al curry no llevará la misma cantidad que el de tu cuñado, ni tu gin tonic las mismas bayas de enebro… Pedimos perdón, quizá la comparación con el cuñado no será la mejor porque ¿quién está de acuerdo con su cuñado? pero bueno, queríamos decir que cada receta requerirá de ir probando y encontrar el equilibrio producto-condimento.

curry ecológico
El curry quizá pueda considerarse ya un “clásico” en el mundo de las especias

¿Cuánto tiempo duran mis especias? Cógeles cariño, pero el justo

Si por algun@s fuera, eternamente, porque la alacena de su casa es tan grande que bueno, cabe todo, siempre te queda sitio y claro…

Pues no amig@s, las especias también tienen una vida limitada aunque no os lo creáis, incluso podemos daros una estimación, y nos vamos a mojar. Si las especias que tienes en casa están en “versión molida” puedes compartir cocina con ellas hasta un año; por su parte la “versión en grano” puede acompañarte hasta casi dos años sin problema, pasado este tiempo, jubílala. Un truquillo para nostálgicos reacios a tirar nada que se quieran asegurar al 100%, lo que te ayudará a conocer su estado es olerlas, si tu nariz detecta aroma, sigue utilizándolas, si lo que hueles es la nada, se habrá acabado, triste despedida y renovación.

nuez moscada ecológica
La nuez moscada entera es una especia con muchas posibilidades, recetas dulces y saladas.

¿Dónde conservar las especias? Tu despensa, su hotel 5 estrellas.

Las especias son un producto de los de fondo de armario, de despensa vaya. Cuando cierras la puerta de la tuya en casa, se convierte en un lugar oscuro y seco en el que además la temperatura es moderada, ni muy cálida ni muy fría. A ti te puede sonar tétrico, para tus especias, un paraíso. Así se conservarán en las mejores condiciones. Seguro que tú eres más de sol y playa, pero a ellas les irá de lujo ahí guardadas. Y no las dejes por ahí de cualquier manera, el tarro de cristal de la última salsa de tomate que utilizaste, por ejemplo, es un recipiente perfecto. Las nuestras las vendemos así, en tarros cristal. Recuerda cerrarlo siempre bien para evitar que les entre aire.

¿Por qué son tan caras las especias? Es que nosotros creemos que no lo son

Si has llegado hasta aquí y te asalta esta pregunta desde el principio, intentaremos darte una respuesta convincente. El tratamiento de las especias es muy delicado, desde su recolección hasta sus cuidados y preparación, piensa que son pequeñas, delicadas y no deben manipularse mucho. Está claro también que, si hacemos las cuentas de la abuela, 1kg de jengibre valdría unos 130€, pues si, a nosotros también nos parece caro, pero es que las especias se comercializan habitualmente en tarros pequeños (como los nuestros) porque con unos pocos gramos tenemos suficiente para mucho tiempo. Y la producción, al menos en nuestro caso, es ecológica y sostenible, lo que conlleva una serie de costes en su precio pero que hoy en día, si podemos permitírnoslo, comprar productos con este certificado, siempre será mejor.

Si Vasco de Gama y compañía levantasen la cabeza para escucharnos hablar de su precio, con las que pasaron ellos en la Ruta de las Especias.. pero eso ya es otro cantar y este post muy largo…

Y  nada más…o nada menos. Hasta aquí una guía básica para que la próxima vez que te hablen de especias, al menos no digas “especies” y sepas que no hay que tenerlas escondidas en tu cocina sino que tienen que estar siempre visibles, lo agradecerás.