El tomate Raf asurcado, un tomate diferente a los demás

tomate raf asurcado

¿Has probado alguna vez este tomate tan peculiar? Te sorprenderá seguro. 5 sencillos pasos para no equivocarte a la hora de comprarlo.

El tomate Raf asurcado es, sin duda, un tomate diferente a todos los demás, posee unas características especiales que lo hacen único. Te las contamos en este post para que no te den gato por liebre y puedas saber si estás comprando un auténtico Raf de la mejor calidad:

1- A la hora de hacerte con ellos deberás fijarte en su procedencia. Estos tomates, encontraron acomodo en España, más concretamente en la zona de Almería, en las inmediaciones del Parque Natural del Cabo de Gata, un emplazamiento que por sus condiciones climáticas y geográficas, y la salobridad y propiedades del agua con la que se riegan estas plantaciones, confiere a cada tomate un sabor dulce muy característico y ha convertido a esta variedad de tomate en un producto de calidad superior muy apreciado entre los consumidores.

2-Fíjate bien en su aspecto. Los tomates Raf  tienen una forma muy particular y característica, ovalada, con los surcos muy marcados y tienen un color intenso. No deberás confundir su color verde con un estado prematuro de maduración, a diferencia de otros tomates, este Raf asurcado Marmande ya puedes consumirlo aún teniendo ese color verde intenso. Poco a poco el tomate irá mudando a tonalidades rojizas mezcladas con verdes y los dos momentos son idóneos para consumirlos. Te animamos a que los pruebes en diferentes momentos de maduración y descubras diferentes matices, principalmente en su textura.

3-Su textura es inconfundible. Cuando pruebas un tomate Raf asurcado Marmande, notarás que la mordida no se parece en nada al resto de los tomates que hayas podido probar. Se asemeja más al momento en que mordemos una fruta como una ciruela por ejemplo, que a la mordida de cualquier otro tipo de tomate que puedas pensar. Su piel es tersa pero firme y produce esa sensación en boca, casi crujiente. A medida que el tomate aumenta en maduración, el sabor se mantiene y pierde la textura crujiente.

4-Su sabor no se parece en nada a lo que hayas podido probar antes. Su cultivo, en una zona donde las aguas utilizadas para su riego tienen un alto componente salino, le aportan unas cualidades diferenciadoras, dando como resultado un tomate con un marcado sabor dulce y muy jugoso que sorprende al que lo prueba.

5-Cuándo comprarlo. Estos tomates solamente los podrás conseguir en pleno invierno. A pesar de que el ciclo solar es mucho más corto durante estos meses, las horas de luz, combinadas con el resto de propiedades que aporta a la planta el terreno donde se cultivan, es suficiente para conseguir un producto de primerísima calidad. Eso sí, todo ello motiva que las plantas del tomate sean menos productoras y por eso se trata de un producto exclusivo, ya que su producción se limita a una única cosecha al año durante la estación invernal por lo que tendrás que estar rápido si quieres probarlos.

Como ves, se trata de un producto muy especial y por eso, si te haces con ellos, te proponemos algo muy muy sencillo, respetando el producto, para que el sabor a tomate sea el protagonista. Si sigues los siguientes pasos le sacarás el máximo partido a tus tomates:

Preparación:

Es muy importante cortarlo y consumirlo a temperatura ambiente con el fin de disfrutar de su sabor 100% a tomate.

1. Cortamos el tomate a temperatura ambiente.
2. Sazonamos al gusto con escamas de sal.
3. Aliñamos generosamente con aceite de oliva virgen extra y dejamos macerar entre 3 y 5 minutos. Eso sí, que no se te olvide acompañarlo de un buen trozo de pan.

Así de simple. Y si después de leer este artículo no puedes esperar más para probarlos, pinchando aquí puedes hacerte con ellos y los tendrás muy pronto en tu casa.