PLANCTON MARINO, EL AUTÉNTICO SABOR A MAR EN TUS PLATOS

plancton marino

En los fondos de la inmensa marisma de Doñana, se ha abierto una nueva ventana para la cocina actual gracias a un descubrimiento singular, el plancton marino y su utilización como producto alimentario.

Con Ángel León el “chef del mar” a la cabeza de esta “revolución”, se abre un abanico de aplicaciones innovadoras y vanguardistas para este nuevo alimento. Te las contamos, pero antes, aclaremos varias cosas sobre el plancton marino:

¿QUÉ ES EL PLANCTON MARINO? LA VUELTA A LO PRIMIGENIO

No es más que un conjunto de microalgas, tan antiguas como el propio planeta. Conocido incluso como la “leche materna del mar”, el fitoplancton, es el productor primario y el principal responsable de la vida en el mar. Partiendo de esta premisa, no cabe duda de que se trata de un organismo de un alto valor nutritivo y por tanto, de gran valor alimentario, interesante para incorporar a nuestra dieta.

El plancton marino es un producto 100% natural, vegetal y saludable, rico en proteínas, lípidos, carbohidratos y contiene vitaminas minerales como el calcio, el hierro y el yodo, además de Omega 3 y Omega 6.

Todas estas características lo convierten en un producto de alto valor nutritivo y muy interesante para incorporar a la cocina actual. Son cada vez más, los que se convencen de sus posibilidades tanto culinarias como alimenticias y experimentan con este producto tan especial.

PLANCTON MARINO: IDEAS PARA UTILIZARLO EN TU COCINA

Las posibilidades del plancton marino son infinitas y cada día surgen nuevas aplicaciones para la cocina. Puede utilizarse en la elaboración de masas, tanto dulces como saladas, transmitiendo todo el sabor, color y aroma a mar en una pizza o en unas galletas. El plancton marino también es un buen aliado para sazonar tus platos; utilízalo como una especia más para potenciar el sabor de tus recetas. Salsas, vinagretas, escabeches y marinados son elaboraciones a las que el plancton marino les va muy bien y les aporta un toque diferente.

Si eres de los que se atreve con la nueva cocina, esferificaciones, ósmosis, gelatinas o cocciones a baja temperatura son técnicas que admiten el uso del plancton marino con resultados de primera.

Y para los más “golosos”, el plancton marino enriquece elaboraciones como helados y bombones aportandoles un sabor realmente especial y único.

PLANCTON MARINO: CONSEJOS DE USO. SÁCALE TODO EL PARTIDO A 15G DE PLANCTON

Podemos encontrarnos con plancton marino presentado de dos maneras diferentes: hidratado o liofilizado y cada uno requiere de su propio tratamiento a la hora de cocinar.

El plancton marino hidratado, está listo para abrir y condimentar. Utilízalo directamente en crudo aplicándolo en aliños, sopas,  aceites… o como un condimento más. Si  por el contrario lo vas a cocinar en caliente, te recomendamos que lo incorpores a tus recetas justo en el último minuto y ya fuera del fuego. Si no lo haces de esta manera podrá perder su característico color y parte de sus propiedades organolépticas.

En el caso del plancton marino liofilizado, sigue las siguientes indicaciones para rehidratarlo antes de utilizarlo: En un pequeño recipiente vierte la cantidad de plancton que vayas a utilizar y ve añadiendo agua poco a poco mientras remueves hasta conseguir una pasta de textura similar a la miel. Asegúrate de que no queden grumos. Añádele el punto de sal deseado. Si vas a utilizarlo justo después de hidratarlo, déjalo reposar un par de minutos. En caso contrario, cúbrelo con film y consérvalo en frío.

Siguiendo estas sencillas recomendaciones de hidratación, podrás sacarle el máximo provecho, aproximadamente con cada 15 gr de plancton liofilizado unas 60 raciones son las que se pueden obtener de un pequeño bote de 15 gr de plancton liofilizado como los que os presentamos en Petra Mora.

COMPRAR PLANCTON MARINO

Aquí tienes, compra plancton marino y pruébalo!