Galo Celta guisado a fuego lento

No encontramos ante un ave de genética silvestre, criada en libertad en amplios espacios del interior de Galicia, ya que este tipo de razas, no se adapta al manejo de producciones industriales. Por ello, la cría de estos gallos se realiza con métodos artesanales basados en un pastoreo diario al aire libre para mejorar su bienestar (más de 10 m2 por animal), donde los bosques gallegos, les proporciona un territorio con una alta calificación Medio Ambiental. 

Con muy bajo contenido en grasa (gracias al ejercicio diario, sus grasas se infiltran en la carne) y ricas en aminoácidos, hemoglobina y alta proporción de ácidos grasos poliinsaturados Omega 6 y Omega 3. Nuestro Galo Celta, es sin duda, además de un producto de alto valor gastronómico, un producto sano respetuoso con nuestro entorno natural.

Ingredientes para preparar el Galo Celta guisado (4 pax):

Cómo preparar el Galo celta guisado a fuego lento

  1. Salpimentamos el galo y lo doramos en una cazuela caliente con un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  2. Una vez dorado el galo, lo retiramos de la cazuela. Incorporamos y rehogamos las verduras picadas en trozos pequeños junto con el ajo y el azafrán , hasta pochar ligeramente.
  3. Una vez pochadas las verduras, incorporamos el galo que habíamos reservado, rehogamos y añadimos un chorro de brandy. Flambeamos.
  4. Una vez reducido y quemado el brandy, añadimos un vaso pequeño de vino balnco y dejamos reducir con tapadera al menos durante 40/50 minutos a fuego lento moviendo de vez en cuando.
  5. Una vez esté tierno el galo, dejamos reposar y servimos

Ya te hemos contado como preparar nuestro sabroso Galo Celta, así que si quieres disfrutar del sabor de los pollos de corral de antes, te recomendamos que lo pruebes. ¡Unidades Limitadas!