La Dehesa

"Sólo dándole a nuestras vacas las mejores condiciones, un entorno adecuado, y todos los cuidados y atenciones que necesitan a lo largo de su vida, obtendremos un producto de primera calidad."

Con este convencimiento desde el inicio, y con la certeza de que sólo de esta manera emprenderíamos este viaje, nació Petra Mora, a día de hoy, un verdadero “hotel de vacas” con una línea de trabajo que nos ha llevado a convertirnos en una explotación ganadera modélica, la primera en obtener el Certificado de Bienestar Animal AENOR

LA IMPORTANCIA DE LA CERTIFICACIÓN DE BIENESTAR ANIMAL.

Reside fundamentalmente en que gracias a este certificado, el consumidor no tendrá ninguna duda de que la carne que ofrecemos es un producto de primera calidad. Las exhaustivas auditorías a las que nos hemos sometido, avalan nuestro trabajo y la obtención de este certificado lo confirma. No sólo lo decimos nosotros, hemos abierto las puertas y quien ha conocido nuestra “casa” por dentro, lo certifica.

¿POR QUÉ HEMOS OBTENIDO ESTA CERTIFICACIÓN? LAS CLAVES DEL BIENESTAR ANIMAL.

Cuatro son los pilares fundamentales exigidos para ser merecedores de la Certificación de Bienestar Animal AENOR, y en Petra Mora los cumplimos:

1º. Alimentación adecuada y permanente:Todos los animales deben tener una alimentación adecuada, acorde a sus necesidades particulares. Además, el acceso a puntos de agua en el que puedan beber de manera constante es un requisito indispensable. En nuestro caso, el equipo veterinario se encarga de su dieta y, también de que cuenten con puntos en los que calmar la sed a lo largo de nuestras 600 hectáreas. También el Río Esla, barrera natural de nuestra finca, es uno de los sitios favoritos de nuestras vacas en el que refrescarse y beber libremente siempre que les apetezca.

2º. Gozar de buena salud Ausencia de cualquier tipo de lesión, herida o enfermedad entre los animales de la granja. Estas situaciones son permanentemente controladas y supervisadas bajo la atenta mirada de los veterinarios y el resto del equipo que a diario está en contacto con nuestras vacas. En caso de producirse alguna incidencia de este tipo, el protocolo de actuación es inmediato, aislando al animal afectado, tratándolo convenientemente hasta su total restablecimiento.

3º. Un buen alojamiento En nuestro hotel de vacas siempre tendrán una “cama limpia”. La zona de estabulado cuenta siempre con paja limpia para aquellas terneras que se encuentren en este lugar. Las demás vacas, cuentan con zonas de descanso y de libertad de pasto y tránsito inmejorables, una dehesa de 600 hectáreas que conforma un ecosistema propio en el corazón de Zamora sólo para ellas.

4º. Cuidados y comportamiento/relación con el animal adecuados: Lograr una relación positiva entre el humano y el animal, un estado emocional propicio y libre de estrés, así como la ausencia total de dolor en el manejo del animal que, tiene que ser riguroso y delicado, es fundamental para obtener esta certificación. En definitiva, que nuestros animales confíen en nosotros para sentirse bien y convivir sin problemas en el día a día.

Lo hemos conseguido y estamos orgullosos. Conseguir el mejor producto conviviendo en armonía con nuestros animales en un entorno común compartido, sin renunciar a los principios básicos de respeto, sostenibilidad y cuidados de los animales.